jueves, 25 de noviembre de 2010

Hay que hablar más para volver a conocernos.

Porque nada es para siempre.
De haberlo sabido, habríamos pagado el alquiler de cada segundo, luego todo se vino abajo.
Porque entonces no había ni espacio ni tiempo. Sólo un par de corazones que, si acaso, palpitaban un poquito más rápido. Y no supimos entenderlos.

4 comentarios:

Alba dijo...

Es dificil entender a dos corazones

María dijo...

El amor es así.

/h dijo...

Grande

Norae Lebowski dijo...

Todo es para siempre, si siempre es el presente de la oración y un día decides vivirlo.

beso lis ♥