lunes, 18 de octubre de 2010

Para no poner punto final nunca.


Tuvo que reconocerme
de viva voz
que me había echado de menos.

Y yo,
sin remedio,
creerle,
admitir que yo también
y aceptar que esto sucedería el resto de mi vida.

5 comentarios:

Dara Scully dijo...

me gusta reconocer cosas a gritos, aunque casi nunca lo hago.


pd: un saquito
de lunares.

María dijo...

A veces es bueno reconocer lo que pensamos, solo a veces.

Miqui Brightside dijo...

Uf, la foto (L)

Alba dijo...

Es bueno reconocer y admitir ciertas cosas, aunque cueste (creeme que a mi me cuesta demasiado)
Te sigo desde ya :)

Sita Danczi dijo...

la foto es preciosa