lunes, 27 de septiembre de 2010

Lo que yo creía.

Y si se trataba de querer,
yo te quería.
Yo tenía más argumentos y razones que nadie
para que cogieras mi mano,
tocaras mi pelo.
Y que bailaras conmigo
(no sólo los sábados).
Porque yo perdía las formas,
y tú me mirabas.
Porque yo ya te sentía
- te soñaba-
mío
y tú,
- te pensabas -
dueño de mi sonrisa.
Y los dos perdidos,
los ojos cerrados.
Yo sintiendo la magia.
Dime que tú creías.

4 comentarios:

María dijo...

Precioso! No sabia que lo tuyo fuera también la escritura^^

Miqui Brightside dijo...

Guau

Anónimo dijo...

`Me encanta

Sita Danczi dijo...

me has dejado... *____*