sábado, 8 de enero de 2011

A quien perdiste

"La próxima vez no pasará", pero nadie dijo que hubiese una próxima vez. Y pensar que todos los días volvía a casa pensando que debería haberte besado...
Ahora ya no sé nada más de ti, pero encontré cosas que había dejado escritas. Pensé que nadie debería despedirse hasta el final. Que no deberíamos habernos dejado ir. Y entonces no era el final, pero bueno, llevábamos meses equivocados y equivocándonos, ¿qué más da?
Fue un "hasta luego" de estos que llevan punto final detrás. Y ya está. Después leí todo lo que te había escrito, y que nadie me dio fuerzas para enseñarte; había sido mejor así, poner kilómetros por medio. Y me odié muchos días seguidos, sin descanso.


Pienso que estas son las cosas que te pasan una vez en la vida. Luego crees que de ellas se aprende algo. Lo que pasa es que, ya después, todo da igual.

2 comentarios:

Inés Neon dijo...

Jo Lisaaaaa qué bonito :)
Te sigo, un besi:)

Laura. dijo...

Deberíamos pensar menos y dejarnos llevar más. Deberíamos no deber, sólo hacer, sólo ser.
Aquí me tienes ya, pequeña Lis.